¿Qué es la ITE?

Es el medio con el que la administración regula con la finalidad de verificar que los propietarios mantienen los edificios en un correcto estado de mantenimiento y uso efectivo. Una ITE tiene tres pasos:

1.    La inspección visual de los elementos comunes del edificio que hace el técnico encargado. Analizando las posibles deficiencias que comporten riesgo para las personas.
2.    La redacción del informe de la inspección técnica y cualificación del estado del edificio por parte del mismo técnico. Según las deficiencias detectadas puede ser necesaria la realización de obras de reparación y el consiguiente certificado final de obras.
3.    El certificado de aptitud emitido para la Administración.




¿Quién está obligado a realizar la ITE?

La inspección técnica es obligatoria en los siguientes casos:

• Edificios plurifamiliares de viviendas de más de 50 años de antiguedad
• Si el edificio o las viviendas del edificio quieren acogerse a programas públicos de fomento de la rehabilitación.
• Si lo determinan los programas o las ordenanzas locales, que podran contener previsiones más ámplies y exigentes, como por ejemplo, hecer más amplia la obligación de la inspección técnica a los edificios unifamiliars.

Se entiende por edificio plurifamiliar aquel que contenga más de una vivienda, aunque pueda contener otros usos.




¿Cuál es el contenido del informe de inspección?

El informe de inspección lo realizará un facultativo competente colegiado en el Colegio Profesional correspondiente.

El facultativo encargado de realizar la inspección, consignará los resultados expidiendo un certificado que describa los desperfectos apreciados en el inmueble, sus posibles causas y las medidas prioritarias recomendables para asegurar su estabilidad, seguridad, estanqueidad y consolidación estructurales o para mantener o rehabilitar sus dependencias en condiciones de habitabilidad o uso efectivo según el destino propio de ellas.

Asimismo dejará constancia del grado de realización de las recomendaciones expresadas con motivo de la anterior inspección periódica.